RECULAR:

- Sobre procedimiento para enseñar a recular, cejar, marcha atrás.

Hola Jaime:
Lo que ocurre es que tu caballo no sabe lo que quieres.
Esto pasa cuando suspendes una señal cuando no hay una respuesta correcta, así que le enseñas a no dar paso hacia atrás.
Si ya tienes suficiente confianza en él y estás seguro que al tensar la rienda no se levanta sobre las patas, entonces desde montado, debes hacer las siguientes señales.
1.- Mencionas suave pero audiblemente la palabra "atrás"
2.- desplazas ligeramente el peso de tu cuerpo hacia atrás.
3.- tomando una rienda en cada mano, las levantas hasta entrar en contacto con la boca.
4.- comienzas a tirar hacia atrás de las riendas comenzando con una presión muy suave, casi imperceptible.
5.- incrementas gradual y lentamente la tensión de las riendas.
Al realizar esta secuencia de señales es importante que no sustituyas unas con otras, sino que las acumules para que en "paquete", la señal de caminar hacia atrás se haga cada vez más clara y fuerte.
No debes tirar y aflojar la rienda, debe ser una presión creciente y sostenida hasta que el caballo muestre la menor intención de caminar hacia atrás.
Esa primera señal puede ser simplemente el balanceo del cuerpo del caballo hacia atrás, o mover una mano ligeramente hacia atrás.
En ese momento debes:
1.- suspender TODAS las señales.
2.- dejar descansar al caballo por lo menos 20 segundos
3.- acariciarlo (sobando, no palmeando) mientras le hablas con cariño.
Si no muestra ningún indicio de cejar y tú suspendes las señales, le reforzarás la idea de no moverse.
Pasados los 20 o 30 segundos puedes repetir la acción, observando atentamente que se repita la respuesta.
En cuanto ocurra, vuelves a retribuir su acción de la misma forma. Después de 3 o 4 repeticiones te darás cuenta que el caballo responde cada vez a una menor presión. Esto es una señal de estar comenzando a comprender.
Después de otras dos o tres repeticiones, puedes comenzar a encadenar pasos hacia atrás, pero siempre retribuyendo cada paso aflojando la rienda y volviendo a usarla inmediatamente después de cada paso.
Si no tienes confianza en la actitud del caballo, puedes hacer el ejercicio sin montar, parado junto al hombro del caballo (generalmente en el izquierdo) y pasando el brazo derecho sobre el cuello o cruz para que las riendas actúen directamente hacia atrás en forma perfectamente paralela. Una vez que el caballo retroceda algunos pasos, puedes montarlo y repetir el ejercicio desde montado.
No le pidas muchos pasos, unos 4 o 5 en dos o tres ocasiones son suficientes para el primer día. Al día siguiente te darás cuanta que el caballo lo hace mejor.
Si esto no te funciona, avisas para poner en práctica el plan B, pues hay varios recursos para un caballo que no camina hacia atrás.
Salud!
Chico.

 

- Sobre diferencia entre 'acular' y 'recular' y su solución.

En cuanto a la marcha atrás, el caballo la aprende con mucha facilidad.
Debes comenzar por saber si Maromo no se encuentra prejuiciado ya a esta maniobra y por lo tanto la recibe con desagrado. Si es así, el trabajo principal no es enseñarlo, sino insensibilizarlo a una maniobra (y a las señales que emplearon para enseñarlo) que de entrada le parecen desagradables (es el mismo caso del ejercicio de la cuerda con abuso).
Si notas que al pedirle cejar se tensa y se pone nervioso, cosa muy probable porque me dices que en lugar de recular, acula (movimiento hacia atrás precipitadamente y sin pleno control), entonces estamos frente a ese caso.
Entonces tendrías que solicitarle (sin la presencia del fuete) con mucha suavidad y como si fuera la primera vez que le pides, que camine hacia atrás. La mejor forma en este caso es aplicar "dedos de fuego" en el pecho después de mencionar la palabra "tras, tras". ¿No lo vimos ya? En cuanto mueva una mano hacia atrás, debes retribuirlo (ya sabes, suspensión, descanso, caricias). Verás que a las tres repeticiones (bien hechas), el caballo dará ese primer paso casi sin contacto de tus dedos. Cuando eso ocurra, debes pedir un segundo paso inmediatamente después del primero (omitiendo la retribución de descanso y caricias), pero sin faltar al principio de la retribución cediendo con los dedos después del primer paso. Uno o dos minutos después podrás pedir tres y cuatro pasos. Siempre cediendo después de cada paso y presionando cuando termina ese paso. Uno o dos minutos después cejará sin que lo toques, sólo al oír la palabra mágica y ver que tus manos se dirigen al pecho.
Si no lo logras dímelo pues puede ser que Maromo está demasiado predispuesto a la maniobra de la marcha atrás.
Salud! Chico.

- Sobre duración y número de pasos en el ejercicio de recular.

Hola Paco:
Sobre la primera pregunta:
Hay muchos caballos que son indolentes y flojos, no adquieren mucho impulso hacia adelante ni hacia atrás, están somnolientos y se sienten pesados a las ayudas.
En este caso, debes pedirles, muy poco a poco a través de varios o muchos días, que cada vez haga un mayor esfuerzo. Por ejemplo, si tu caballo te da dos pasos hacia atrás con movimientos pesados y lentos, no debes pedir que recule 50 metros y a toda velocidad. Eso lo hará oponerse más a esos primeros dos pasos porque sabe que le pedirás 100.
Lo que hay que hacer es pedir que esos mismos dos pasos los dé con más decisión y agilidad. Tendrás que aumentar la intensidad de la señal, para "crear" esa poca energía que esperas ese día. Como tu demanda es muy limitada, el caballo se esforzará un poco más ese día, cosa que debes retribuir no pidiendo más. Desde luego que mientras no obtengas ese poco más de esfuerzo, repites tu petición con un poco más de energía, siempre sin pasar de 10 o 15 repeticiones. Debes conformarte con muy poco. Basta la obtención de un esfuerzo adicional mínimo con el que debes sentirte satisfecho ese día. Generalmente logras ese objetivo, que no es muy ambicioso, con pocas repeticiones.
Al día siguiente la meta será un poco más de compromiso de parte del caballo y tal vez tres pasos en lugar de dos. De esta forma muy gradual, vas habituando al caballo a empeñar mayor esfuerzo en sus movimientos.
Desde luego que es exactamente lo mismo para cualquier ejercicio que emprendas, ya sea impulso hacia adelante, salto, elevaciones, dos pistas, giros, paradas deslizadas, etc.
Ahora bien, muchos caballos flojos responden con manifestaciones de resistencia (cabeceo, tensión, preparaciones para botarse, etc.) ante un incremento de tu demanda, que consideran alto. Esta es una señal que marca el límite de su tolerancia por lo que debes insistir en ese esfuerzo adicional, pero sólo para que supere las primeras señales de resistencia por intolerancia. En cuanto veas que acepta tu última solicitud, debes suspender por ese día el trabajo. En algunos casos es muy útil el regaño verbal y un pequeño contacto de rienda o talones para que abandone la idea de su mal comportamiento y rinda ese pequeño esfuerzo que esperas.En cuento lo obtengas, es el momento de suspender el entrenamiento de ese día. Recuerda que este habituamiento puede llevar varios días u obtenerlo en 15 minutos, así que paciencia observando los mínimos progresos.

Nota: ver artículo sobre caballos vagos

- Sobre plan B para lograr que el caballo camine hacia atrás.

Hola José Luis:
Trabaja con su querencia, no contra ella.
Manuel te aconseja bien, hazle agradable caminar hacia atrás y mejor aún, dale un propósito para hacerlo. Ya sabes que en la vida silvestre los caballos casi nunca caminan hacia atrás, mejor giran 180º. Así que dirígete al corral donde trabajas diariamente y antes de que termine de entrar detenlo y pídele que de uno o dos pasos hacia atrás. Gíralo media vuelta en cuanto la puerta no se lo impida y regresa a la zona donde desmontas y desensillas, que seguramente será cerca de su caballeriza. Allí desmonta unos momentos y repite la operación.
El caballo encontrará la utilidad que tiene caminar hacia atrás y que significa regresar a la zona de descanso en lugar de entrar a la de trabajo y sacrificio.
Cuando te de ese paso o dos con facilidad, lo introduces UN paso más hacia la zona de trabajo. Pronto (en minutos) caminará hacia atrás desde el centro del corral.
Salud!
Chico.


REUNIÓN:

- Sobre ejercicios para lograr una reunión según el MNC.

El 9 de enero Chico nos explicó el modo de conseguir la reunión.

Para esta lección, además del control de cuello vertical, se requiere haber perfeccionado el movimiento hacia adelante de manera Natural, así como el de "Detenerse":
1.- Ahora se le puede pedir al caballo que camine y mientras se le coloca la cabeza. Es la parte más difícil para el caballo y el jinete, pues tendrán que modificar (los dos) la costumbre adquirida. Generalmente el caballo se detiene cuando se tensa la rienda, pues está acostumbrado a parar con ella. El concepto nuevo requiere que el binomio se concentre en establecer el control de la cabeza con la rienda de manera independiente al movimiento de las extremidades, que serán controladas con el cuerpo y la voz como se describe en los temas citados arriba. No es fácil independizar los controles y coordinar por separado la acción de las piernas y las manos, pues se enfrentarán a la situación de que las manos aplican presión y la suspenden según la posición de la cabeza, mientras las piernas se aprietan y aflojan de acuerdo al movimiento de las extremidades. Así pues algunas veces debemos aflojar las riendas pero apretar las piernas y viceversa. Generalmente aflojamos o tensamos las dos al mismo tiempo.
2.- el ejercicio estará completo cuando podamos caminar, trotar y galopar con el caballo reunido y con las piernas y rienda flojas. No cometan el error (muy humano por cierto), de querer trotar y galopar si no han perfeccionado los controles a caballo parado y caminando. Repito que no es fácil, pero TODOS los caballos lo pueden hacer. Quisiera poder decir lo mismo de los humanos. Espero sus preguntas sobre los casos que evidentemente se escapan de esta explicación.
Salud! Chico.

- Sobre la diferencia de concepto de reunión segun el manejo tradicional y el MNC.

Hola Alejandro:
Anoche respondí tus inquietudes pero desde una computadora ajena y por algún motivo desconocido se borró al presionar "enviar".
Así que ahora lo respondo de nuevo.
La reunión es entendida de diferente manera por el manejo tradicional, comparado con el MNC. En el primer caso, se trata de "colectar" al caballo de manera física empleando las ayudas ncesarias para que el tercio posterior del caballo avance, mientras le indicamos al fontal que retroceda, mediante el uso de las riendas. Esta acción, como lo comenté en el caso del caballo de Mayca, resulta contradictoria ante los ojos del caballo, mientras que para nosotros el concepto es claro: queremos que se "compacte" lo mas posible. Este hecho es el origen de la abrumadora cantidad de caballos que exhiben mal comportamiento en las pistas de salto, "dressage", alta escuela y demás actividades regidas por la equitación clásica, que no por serlo deja de ser tradicional. Quien recomienda este procedimiento, también indica que se debe sostener el apoyo de las ayudas en la boca y en el tren posterior mediente el uso de los asicates.
Ni siquiera consideran la necesidad de "suspender" los estímulos de referencia una vez que el caballo hace lo que queremos, sino que por el contrario, indica la necesidad de continuar alternativamente los apoyos con los brazos y las piernas pues, suponen, que si se deja de marcar el ritmo con las ayudas, el caballo abandonará la acción, de la misma forma que una bicicleta dejará de moverse si se le deja de pedalear. Estarían en lo correcto si el caballo fuera una bicicleta, un objeto, pero no lo es, y esa es una de las diferencias fundamentales entre el manejo tradicional y el Natural.
Resulta que el caballo puede mantener su estado de reposo o movimiento sin que se le sostenga la señal, hasta que se le indique lo contrario, pero eso no lo saben o parece no saberlo, pues no lo ponen en práctica. Es hasta infantil mandar un caballo a dar cuerda al trote o galope y cuando el caballo ya lo está haciendo, vemos al manejador accionando el látigo, agitando los brazos y chasqueando la lengua ininterrumpida y mecánicamente, a pesar de que el caballo YA está haciendo lo que quieren. Si tradujeramos la acción de arrear al caballo con la palabra "galopa", estaríamos viendo a un caballo galopando al rededor de una persona que contínuamente le dice "galopa...galopa...galopa...galopa".
Cualquier observador le preguntaría: "¿para qué le dices que galope si ya lo está haciendo?". Evidentemente, ese caballo terminará por ignorar las señales que se le dan monótonamente. Si reparáramos en la cantidad de estímulos monótonos e inconsecuentes que emitimos, nos daremos cuenta de cuantas señales son totalmente inútiles pues el efecto es el mismo si las emitimos o no.
El MNC sostiene que se requiere "reunir" al caballo mental y emocionalmente, antes de intentar hacerlo físicamente y después, debemos dejar que resuelvan solos. El propósito fundamental es que comprenda lo que queremos, tenga la capacidad para hacerlo y lo que es más importante, quiera hacerlo.
A eso me refiero cuando menciono que debemos explicarle lo que queremos y cómo debe hacerlo.
Ahora bien, para lograrlo, se debe buscar que el caballo se apoye sobre sus cuartos traseros, concepto muy distinto a pretender que el caballo remeta el posterior bajo su vientre. La diferencia es que cuando buscamos lograr esto, el manejo tradicional emplea las espuelas o acicates para que el caballo, como REACCIÓN, coloque sus patas más adelante. El MNC, busca que el caballo ENCUENTRE el PROPÓSITO de colocar sus patas más adelante y para ello, lo que debemos hacer es poner a caminar al caballo hacia atrás. En nigún movimiento se requiere que el posterior se "recoja" tanto, como durante la ceja (recular), así que ese movimiento, que debe perfeccionarse al extremo para lograr la reunión adecuada, es el que nos permite "explicarle" que queremos que se reuna. Con esto bajo control, empleamos las riendas para indicarle en qué lugar queremos que coloque la cabeza y el grado de flexión que esperamos de su cuello.
Cuando se ha logrado esto, se le debe PERMITIR al caballo que cometa el error de perder la colección, para indicarle de inmediato que ha cometido un error.
Después de muy pocas repeticiones, el caballo sabrá cómo queremos que vaya y así irá. El procedimientoq que sostiene continuamente las señales, no le permite equivocarse y por lo tanto, no puede comprender lo que está bien y lo que está mal. De esta manera eliminamos la posiblidad de que el caballo empeñe su voluntad en hacer lo que queremos, pues la enfocará sólo a la manera de evitar estímulos desagradables y hasta dolorosos, que producen el cúmulo de actitudes que consideramos negativas, como tirar de la rienda, cargarse en el freno, no parar cuando se le indica, cabecear, levantarse de manos, cocear al aire, reparar (botarse), huir con el jinete, etc.
Esto no significa que en cada obstáculo que el caballo debe atacar o ante cada movimiento de alta escuela que debe realizar, lo pondremos a cejar y a colocar la cabeza en el lugar apropiado, pero si es necesario que durante los entrenamientos lo hagamos cuantas veces se requiera, hasta que el caballo comprenda, con una tercera señal, que debe reunirse para realizar una maniobra atlética.
Cuando el caballo lo comprende y se siente capaz de hacerlo, lo hará porque QUIERE hacerlo, para satisfacer la solicitud de un líder que habla su mismo idioma, que se esmera por no abusar de él y que no tiene que preocuparse por que "sospeche" que desopués de la reunión se le pedirá hacer un esfuerzo físico..
Salud!
Chico.

- Sobre un ejercicio para lograr un galope agrupado.

Y con respecto al lenguaje que emplearemos para conseguir la reunión, veremos que nos dice Chico... pero podría ser:
Pie a tierra, intentar un galope con jáquima y ronzal de no mas de 3 m., entonces para un radio tan corto, es necesario que lo haga bastante agrupado, cuando lo consiga mantenerlo un par de vueltas, suspender el estímulo y felicitarlo efusivamente...
podría ser, Chico?
Claro, para llegar a este paso, tendría que haber superado antes ejercicios de flexión de cuello, trabajo a la cuerda, con jáquima y ronzal, empezar con un radio superior e ir acortando las distancias hasta que lo podamos tocar con nuestras manos (eso ya es demasiado, no?)
Suerte.

Hola Francisco, Alejandro, Mayca... bueno, a todos.

Disculpen pero con mi salida de este fin de semana me retrasé muchísimo (180) mensajes y estoy a punto de darme un tiro. No recuerdo el mensaje de reunir a un caballo galopando en círculo cerrado. Efectivamente, es un recurso apropiado si no se mantiene durante mucho tiempo (aunque el caballo no se reuna completamente en la primera sesión) y no se contenga con la rienda.
Generalmente no se logra una colocación ideal de la cabeza, pero sí que remeta el posterior. De cualquier forma, es suficiente avance pues la colocación de la cabeza y el cuello es más fácil.
Salud!
Chico

- Otro ejercicio para ejercitar posteriores y lograr una reunión.

El potro necesita equilibrarse para sentirse seguro, agruparse y usar bien sus posteriores. Un trabajo que funciona muy bien, es llevarlo a bajar y especialmente subir cuestas. Ahi aprende de manera fácil a meter los posteriores en subidas a la vez que los fortalece, y de paso aprende a equilibrarse, a repartir bien el peso del cuerpo entre los cuartos traseros y los delanteros. Luego la reunión es más natural.
Yo empìezo sin jinete, y luego, cuando ya no duda en pasar por estos sitios ( que al principio le disgustan dada su " dificultad"), hago lo mismo con jinete. Si quieres probarlo, no pierdes nada aparte de unas cuantas horas de paseo. Supomgo que habrá cuestas cerca de la cuadra!
Saludos ingentes,
Eu

- El concepto de equilibrio para lograr reunión.

Voy a aprovechar para meter baza así Chico y los demás pueden aportar lo suyo para corregir mis apreciaciones.
En principio creo que es absolutamente necesario que el caballo esté equilibrado. Este concepto lo he escuchado durante toda la vida, pero como con otras cosas uno nunca le presta la debida atención y a veces pretende que se puede prescindir de él porque con algunos caballos muy sometidos al manejo tradicional, la aplicación de la fuerza (según el tamaño de las patas del freno) es un recurso suficiente para hacerlos parar en el acto.
El equilibrio se percibe cuando el caballo marcha derecho (es decIr que no sólo no tira de alguna de las riendas, sino que además sus trancos son parejos, una huella detras de la otra y la columna marcha derecha entre ellas; con un poco más de precisión se puede decir que en rigor el caballo marcha un tranco a una mano y el siguiente a la otra y sus ancas, al ritmo de la columna que se cimbrea como un mimbre, son lo más parecido a las caderas de una mulata) Así se percibe un acentuado remeter de los posteriores y seguramente si no la tenía se manifiesta una correcta flexión de nuca y un contacto muy liviano, casi con las riendas colgando. A partir de esta actitud es muy fácil detener al caballo primero sobre la rienda del posterior que se está apoyando en el suelo e inmediatamente sobre el otro, con las ayudas que por ejemplo describe Chico en el cibercurso.
Lo que no hay que perder de vista es que las ayudas son eficaces siempre que el caballo esté en condiciones de recibirlas, casi nunca son eficaces por su sóla aplicación, de ser así se convierten en mecanismos de fuerzas, palancas o presiones que por lo general acaban generando en el caballo más reacción en contrario que aceptación: es ley física, toda fuerza provoca una igual en contrario que depende de la masa y en este sentido el caballo nos gana o se agranda la sumisión que lo inutiliza.
Para retomar la sugerencia solo agregaría que hay que ser muy paciente, sobre todo con caballos que han trabajado sin respetar esta rectitud, porque resulta sumamente exigente, así que hay que ir de a poco, muy de a poco, conformarse con flexiones laterales (de acuerdo al manejo natural, o sea no por tracción de las riendas) al principio según la sucesión de trancos que el caballo se muestre dispuesto hasta alcanzar la sucesión ideal de un tranco tras otro, primero al paso, luego al trote y finalmente al galope.
Las dificultades en los altos, al menos en mi poca experiencia, siempre se han debido a un caballo cargado en los anteriores, con poco o nada de reunión, que se apoya en las riendas, porque ahí y no en sus posteriores ha encontrado el equilibrio.
Salute

- Otro concepto que diferencia la reunión tradicional de la obtenida según el MNC.

Hola Alejandro:
Tienes razón, el caballo debe estar equilibrado y alineado. Eso se consigue manteniéndolo relajado y muy flexible, por ello son indispensables los ejercicios de flexibilidad lateral, vertical y distensión, para poder iniciar la enseñanza de las paradas deslizadas.
Los caballos que galopan a dos pistas (sin que ese sea el propósito), son caballos que marchan tensos y con la columna vertebral invertida, es decir, con la cabeza en alto y el lomo cóncavo en lugar de convexo.
Esta es una de las diferencias entre la "reunión" en la equitación clásica y la "reunión" eficiente que se emplea en Rienda Olímpica (así le llamo yo al "reining"). En Charrería, que como en las demás disciplinas ecuestres se para al caballo con el freno, ya están cambiando la técnica gracias al empleo de los conceptos del MNC. Los resultados son sorprendentes.
Salud!
chico.

- Sobre una pregunta de Celso sobre galope reunido según el reining y la contestación de Chico...

He visto ésta respuesta, y me gustaría que la ampliaras, para aclarármela un poco, porque no sé si tengo entonces un concepto claro..
Yo creía que esa reunión en el galope, era la correcta ( me refiero a la posición que debe adoptar el caballo en el galope reunido), y pensaba que la posición tenía los puntos. 1- una inclinación del eje longitudinal del cuerpo, de unos grados ( 10º optimo) con respecto al eje del rumbo real, en el sentido siempre contrario a la mano en que se galopa, precisamente para facilitar la salida de esa mano, sobre la que se supone gravita el esfuerzo máximo, porque recibe más peso que la otra, y 2- que la cabeza esté alta, siendo siempre la nuca del caballo el punto más alto, lo que nos indicaría la tensión del arco que forma la columna vertebral, tenso hasta la máxima potencia. De hecho, creí entender que los ejercicios de trabajo en dos pistas, tenían como objetivo facilitar la consecución de esa posición de galope.
¿ Cómo es ese galope de reining? Aquí en E`paña, es desconocido prácticamente,aunque también puede ser, que yo tenga los conceptos propios de la equitación para saltos, porque hasta ahora, aquí en Asturias, TODOS los profesores practiquen unicamente esa disciplina...ni siquiera se hace completo, que llevaría implícito algo de doma clásica. Aquí no hay nada de eso.
Hce unos años, en Portugal, tuve la suerte de estar unos días en casa del Sr Caldeira, (padre) que fué un gran hombre de a caballo, discípulo de La Escuela de Viena, y él sí que me describió que la máxima impulsión era siempre consecuencia de la exacta alineación del eje del caballo, con el rumbo de avance, ( muy aficionado a los croquis, ponía como ejemplo un coche con la transmisión desalineada longitudinalmente)y decía que el objeto real del trabajo en dos pistas, era enderezar la siempre desalineada por naturaleza, columna del caballo, para poder avanzar siempre derecho, uniendo el eje de la marcha, con el del caballo.... ¿ Cómo es en realidad?
Gracias anticipadas
Celso

Hola Celso:
Por poco se me pasa tu mensaje, también perdió el resalte y pasó por leído, pero al seleccionar uno por uno para el resumen del cibercurso en mi página lo detecté.
La reunión en la equitación clásica, que incluye el adiestramiento, el salto y la Alta Escuela, se realiza como tu lo mencionas, sin embargo, los norteamericanos descubrieron, gracias al trabajo de los conductistas, que el estado ideal del caballo para realizar los movimientos atlético más demandantes, es cuando adquiere mayor relajamiento de su aparato locomotor.
Esto no significa estar muscularmente "suelto", sino con la libertad de emplear la máxima energía en los músculos y tendones que están actuando, mientras que se mantienen relajadas las partes que no requieren el máximo esfuerzo en ese momento.
En la reunión que exige la equitación clásica se demanda mayor tensión corporal en todas sus partes, así como una postura que no favorece movimientos altamente demandantes de energía. Las acciones verticales como la corveta, la elevada, paso español, el pasaje y el piafe, sí se ven favorecidos por la posición típica de la reunión que propone la equitación clásica, pero hay que hacer notar que no se requiere recoger al caballo con la acción simultanea y sostenida de la brida y la espuela, que lo mantiene bajo tensión mental, emocional y física.
En el salto, en la práctica no se le pide al caballo la postura que se requiere al piafar, sin embargo, durante el período de preparación y calentamiento, si se emplean los mismos principios que predisponen al caballo contra el jinete y los ejercicios rutinarios a que se recurre, esta es un motivo, entre otros, del "síndrome del lunes", que sufren en todos los clubes hípicos del mundo.
La equitación clásica --ya lo he mencionado en otras ocasiones-- adolece de una profunda contradicción, expuesta por las propias palabras de François Baucher: "en el último grado de finura el caballo ejecuta, por decirlo así, todos los movimientos sin el auxilio de las ayudas: basta para llevarle a ellos, indicárselos...Pero, en la práctica, es absurdo tratar de obtener la unión completa, o equilibrio de primer grado, más que por medio de los efectos de manos ayudadas por las piernas y viceversa".
confiesa la diferencia entre la teoría y la práctica, que contiene --desde mi punto de vista--, una inconsecuencia inaceptable.
También se le llama "efecto de conjunto", que el General Faverot de Kerbrech define así: "Se produce el efecto de conjunto acercando al cuerpo la mano de brida y cerrando las piernas hasta un apoyo franco, continuo y enérgico sobre las dos espuelas".
Pierre de Chambry precisa la reunión como una "Posición forzada sobre los cuatro miembros, con los pies de dos en dos a la misma altura y con los posteriores colocados bajo la masa para disminuir la extensión de la base de sustentación; el cuello está alto y la cabeza en la posición de 'sometido' " y agrega más adelante: "En la reunión, el jinete controla entre sus manos y piernas las energías del caballo dispuestas a convertirse en movimiento útil.
El jinete intenta acercar progresivamente todo el cuerpo del caballo a la cabeza del mismo, y sus ancas al centro de gravedad de la masa."
La diferencia con la "reunión conductual" (perdonen el sacrilegio del término, pero debo llamarle de alguna manera), es que al caballo se le adiestra para que resuelva solo en cualquier caso y efectivamente solo basta indicarle lo que debe hacer. Para mi, lo absurdo es contradecir este principio y mantener al caballo bajo presión permanentemente y lo que es más grave, con estímulos (señales) contrapuestas.
Pero la diferencia fundamental, es que el MNC "reúne" sicológica y emocionalmente al caballo, antes de reunirlo físicamente. Ningún tratado de equitación clásica le da importancia a ese factor fundamental, que permite solicitarle al caballo la postura que se desea y él la asumirá por su propia voluntad.
En el "reining" se lleva al caballo reunido con sus posteriores remetidos y el cuello basculante que se coloca de manera natural en la posición apropiada según la acción que se desarrolle y que generalmente es una posición no muy alta ni con la cara perpendicular al suelo. El lomo se encuentra ligeramente curvado hacia arriba, en lugar de hacerlo hacia abajo como ocurre en la reunión clásica y todo su cuerpo adquiere un arco convexo desde la nuca hasta el nacimiento de la cola, que le permite remeter aún más el tren posterior en las paradas deslizadas, mientras las extremidades delanteras caminan hacia adelante mientras patina (ver fotos anexas).
En cuanto a lo que mencionas sobre el galope, que es un andar natural de tres tiempos que fluye diagonalmente guiado con una de las dos manos, puedo decirte que precisamente esta condición hace que el galope sea como lo describes en la primera parte de tu mensaje: si el caballo guía con la mano derecha, su cabeza apunta ligeramente (tal vez los 10º que mencionas), hacia el lado contrario. En otras palabras, no ocurre un alineamiento coincidente perfectamente con el rumbo de la marcha, sin embargo, su desviación es prácticamente imperceptible si el caballo galopa relajado. No existe ejercicio de dos pistas que corrija la falta de alineamiento, pues es un problema de actitud. Su cuerpo galopa hacia determinado rumbo, mientras su mente está fija en otro lado hacia donde quiere ir. Esta descripción explica mi afirmación de que debemos primero capturar ("colectar") su mente para regir sus deseos y emociones, antes de aspirar a controlar su dirección. Esta es la relación que existe entre la distensión o relajamiento muscular y la disposición mental de hacer las cosas.
Considero que el galope perfectamente alineado sólo lo pueden desarrollar los animales que en su carrera extremidades no se alinean diagonal, sino longitudinalmente, haciendo que su marcha se realice en dos tiempos (o casi en dos tiempos), como es el caso del animal humano, los felinos y los cánidos entre otros. Por otra parte, al galopar relajado (no significa lento, sino sin tensión), la desviación del eje longitudinal de la columna vertebral es tan insignificante, que no impide la transición a acciones perfectamente alineadas como pueden ser las paradas deslizadas, ejemplos de las cuales estoy enviando como archivo adjunto (no se si vayan a poderse abrir desde el foro) o la acometida sobre obstáculos de salto. Yo no considero un defecto el galopar con la columna vertebral desalineada (en ese grado) y sí creo que es un desacierto tratar de corregir lo que no es una imperfección. Conste que no me refiero a caballos que galopan francamente atravesados, como si fueran a tres o dos pistas evidentemente notorias.
Salud!
Chico.

- Sobre el concepto de reunión según el MNC y ejercicios para lograr la reunión emocional.

Hola Alejandro:
No se preocupen por preguntar, para eso tenemos el foro.
No he podido impedir que se me pasen cosas. Muchas veces divago y me aparto del tema central y sin querer dejo lagunas como esta, por la cual ofrezco una disculpa.
Es condición de llevar el caballo reunido, que remeta el posterior bajo su cuerpo, con lo que se encuentra en mejor posición para realizar cualquier maniobra atlética.
La forma de colocar el posterior en esa posición mediante el MNC, es "echar al caballo hacia atrás". Se dice lo anterior en sentido figurado, suponiendo que "hay" más caballo delante del jinete que atrás. Dicho de otra manera, el caballo lleva más peso del debido en su tren delantero que en el posterior. Se recomienda entonces "pasar" alguna cantidad del caballo del frente hacia atrás. Pero no sólo se refiere a "echar para atrás" "parte" del caballo, sino también "colocar" atrás su mente. Hacer que el caballo piense en el mayor empleo del posterior, en lugar de cargarse adelante.
Este último concepto es el más importante y hace la diferencia entre tener al caballo por un objeto, y considerarlo un sujeto que puede concentrar su atención en una maniobra, en una parte de su cuerpo y en una actitud. Pero no sólo eso, también puede distinguir, si se le sabe guiar, entre lo que es correcto y lo que no lo es. Se le puede pedir un mayor esfuerzo y es capaz de comprender nuestra solicitud, por lo que se aprecia claramente la enorme voluntad que puede poner en hacerlo si considera que somos dignos de confianza primero y en segundo lugar, de ser obedecidos.
Así que no es necesario hacer una tercera señal ante la cual deberá reunirse y hacer un salto, una parada deslizada, un arrancón repentino, un giro sobre su pata, etc.
Lo que se debe hacer es enseñarlo a emplear mejor su posterior, mostrarle que la posición de reunido le permite hacer mejor cualquier cosa y él la adoptará cuando sepa que se encuentra ante una prueba deportiva o de trabajo.
Ahora bien, regresamos al punto de partida, ¿cómo se lo enseñamos? la respuesta es: haciendo que emplee más y mejor su posterior y eso se logra ejercitando mucho, pero sin abuso, los movimientos de ceja (retroceso) y alto (parada deslizada).
Cuando el caballo emplee con facilidad y eficiencia su tren posterior, se acostumbrará a llevarlo en la posición apropiada cuando se tenga que emplear a fondo. En los entrenamientos de preparación, se le pide durante el tiempo previo o de calentamiento que mantenga la posición correcta durante el ejercicio y posteriormente lo hará en su participación. Es muy importante que mientras no se requiere tal esfuerzo, el caballo sepa que puede moverse sin reunirse.
Lo más importante de esta forma de reunión (física, mental y emocional), es que el caballo es conciente de lo que está haciendo, porqué lo está haciendo y de qué forma lo está haciendo, en lugar de sentirse "empujado" de atrás y "detenido" de adelante. La característica más importante de la Reunión Natural, es que es una reunión sin tensión, mientras que en la reunión tradicional, el caballo se tensa más física y mentalmente, mientras más energía se pone en los acicates y la rienda. Para colmo, este tipo de reunión también supone una tensión (física y mental) del jinete, que retroalimenta la tensión general del binomio.
¿Es difícil entender ahora el rendimiento extra que se obtiene mediante el MNC? Creo que no, pero estoy seguro que sí lo es admitir que todo eso se puede obtener sin recurrir a la fuerza, mediante una actitud abierta que toma en cuenta al caballo como lo que es: un sujeto.
Creo que estas reflexiones también muestran lo lejos que estamos de poder cambiar la forma de manejar a los caballos. Estos conceptos, razonamientos y conclusiones, contradicen frontalmente la costumbre preponderante pero no se puede echar abajo con ideas naturales superficiales que se repiten y repiten sin el conocimiento profundo de lo que está pasando y la mejor forma de demostrar, contundente e indefectiblemente, lo que se puede lograr con el MNC.
Salud!
Chico.

- Sobre la posición del cuello para lograr la reunión y sus inconvenientes.

Hola Celso:
Esa es precisamente mi opinión.
Comentaba que por desgracia, en algún momento, en algún lugar, alguna persona consideró que el caballo debía portar la cabeza de esa manera y que esa posición favorecía sus movimientos, además de verse muy gallardo e imponente.
Es muy claro que con ese concepto de reunión, no es posible para el caballo realizar eficientemente los movimientos más demandantes como los que vemos en un galope tendido, el salto o algunos de los que se realizan en el reining y charrería. Por eso creo (y esto es una especulación personal), que en Doma Clásica y sus derivados no realizan movimientos realmente atléticos y demandantes, pues el caballo necesariamente tendría que colocar la cabeza de otra forma.
A esto me refería en anterior mensaje, donde mencioné que algunas disciplinas ajustan las pruebas a la "forma" en que se considera debe ser conducido el caballo y lo que es peor, el prototipo de raza de algunos equinos también se ha ajustado a esta posición, sin importar que no sea la más eficiente.
Salud! Chico.

Vean cómo fluyen las reflexiones correctas sobre el tema "reunión". Tus apreciaciones son correctas. El concepto clásico de reunión puede ser apropiado para movimientos "in situm", pero no para los de extensión y los de alta demanda. Por eso, uno de los movimientos difíciles de Doma Clásica donde se puede perder la reunión con facilidad es el trote extendido. El resto de ejercicios se realizan con desplazamientos muy cortos y lentos, poniendo más atención a las elevaciones, para las que sí considero conveniente el posterior remetido y la cara recogida. En la reunión que se requiere para caballos cortadores, Reining, Charrería, etc., se requiere que el caballo primero se "reúna mental y emocionalmente" antes de esperar que lo pueda hacer físicamente. Cuando lo hace, el posterior se encuentra MUY remetido mientras el cuello y la cabeza se acomodan de manera natural de acuerdo a la morfología del caballo. Al tener libertad de acomodo, algunos la colocan un poco más levantada, mientras que otros estiran muchísimo el cuello extendiendo la nariz hacia adelante. En una pirueta por ejemplo, donde importa mucho la velocidad con la que el caballo debe dar gran cantidad de vueltas (cuatro en el reining, más de seis en charrería), sin desplazar la pata que hace pivote (apoyo), algunos caballos estiran mucho el cuello, y la cabeza hace las veces de la piedra en una honda (como la de David), incrementando el "momentum·" y aumentando grandemente la velocidad sin desacomodar el resto del cuerpo. Mientras el caballo recoge y eleva la cabeza, la pirueta se torna más difícil exigiendo un movimiento alto en el que el caballo "salta" con las manos en lugar de bracear cruzando una mano (la de afuera) sobre la otra. Consecuentemente, esta última forma de pirueta es la que se realiza en Doma Clásica, Escuela Española, etc. donde pareciera que el caballo realiza el movimiento en cámara lenta, en lugar de los vertiginosos giros de la Charrería y Reining.
Lo mismo ocurre con la maniobra de la parada, donde el caballo debe emplearse a fondo remetiendo sus posteriores bajo el vientre y mantiene la cabeza libre y estirada o más o menos estirada equilibrando su movimiento. Las imágenes de caballos rayando con la cabeza en alto y la boca abierta por la acción del freno son muy frecuentes en Charrería, pero son incorrectas. En este caso el jinete está parando al caballo con la rienda, sin pedirle que se pare y dejarlo que realice la maniobra de la manera que mejor puede. Es el resultado de no enseñar al caballo a ejecutar, sino de hacer las cosas por él. Es el resultado de considerar al caballo como un objeto y no un sujeto que piensa, aprende, decide y actúa.
Salud! Chico.

- Sobre el concepto de equilibrio.

Soy Alejandro.
Conducción, control, sumisión. Me cuesta hacer apuntes a cada mensaje pero veo que hay algunos que andan rondando los mismos temas. J.C. y Eu hablan de manejar sin riendas, Celso y Silvia de alguna manera dejan entrever una problemática que se emparenta con el mismo tema. Y Chico deja que leamos entre líneas que en la Doma Clásica no se puede actuar sin cometer algún pecado en contra del manejo natural.
En primer lugar, comparto con J.C.: en ningún manual de doma clásica se sugiere, recomienda o se estipula que haya que mantener un férreo contacto con la boca del caballo a través de las riendas.
Justamente se hacen ingentes esfuerzos por distinguir apoyo de contacto y está terminantemente prohibido utilizar las riendas para frenar, o actuar en sentido contrario al avance del caballo.
No hay que sostener al caballo en una determinada posición, al caballo se le enseña a colocarse en la posición que más le conviene para realizar los ejercicios. Y ésta, más que una imposición es una consecuencia del equilibrio. En este punto yo creo que un caballo reunido no por sujeción sino por remetimiento de los posteriores, ha logrado una flexibilidad de los garrones y un equilibrio que les permite manejar con libertad su cabeza. Al poner al galope a los caballos que estoy trabajando según lo que voy entendiendo de las sugerencias de Chico me llamó justamente la atención que los caballos inmediatamente adquieren una flexión de nuca sin pedírsela (yo intuyo que es como consecuencia del acentuado remetimiento de los posteriores: al galope y en un círculo de tres metros de radio...!)
Un segundo aspecto es lo referido a la impulsión. Y en este asunto sí está sugerido sostener y darle un apoyo al caballo para que desarrolle su impulsión. Lo cual hasta cierto punto es lógico, por una cuestión de inercia y precipitación, los caballos necesitan un bastón para confirmar su impulsión y el desarrollo de su voluntad de avance. Si a esto sumamos la necesidad de mantener un poco baja la cabeza para favorecer la inercia y aumentar la impulsión, se hace evidente que es neceesario cometer, si se quiere, este pecado en la iniciación del potro. Es imprescindible que el potro estire su cuello, busque abajo y aumente su impulsión con el consecuente estiramiento de sus brazadas, y en esta acitud es necesario sostener la inercia y la precipitación.(Y no me olvido del reforzamiento de los músulos del lomo que deben ser primero esrtirados antes de someterlos al peso del jinete) Pero esto es requisito para desarrollar la impulsión y no para hacer la equitación.(Y la impulsión es la base de equitación, al menos de la actual)
El requisito para la equitación es el equilibrio y este equilibrio no necesita de ninguna sujeción. Requiere un fino tacto y la intervención de la mano únicamente para corregir o para dar la nueva indicación. Todo esto está vinculado con el problema del centro de gravedad (es prácticamente imposible lograr la impulsión del caballo a fuerza de acicates o golpes de talones. El centro de gravedad y el mayor peso del tren delantero operan en un principio como una piedra a remover o elevar para que en su momento el trabajo del posterior pueda canalizarse y ser provechoso para lograr el avance.(es probabale que la bajada y estirada del cuello con el adelantamiento del tren delantero operen como una palanca para reposicionar el centro de gravedad) Y está vinculado con la flexión de los garrones y en última instancia con la flexión de nuca que aparecerá sola cuando esta maquinaria empieza a funcionar como es debido.
Hasta aquí yo no veo oposición entre un manejo y otro, salvo que el jinete equivoque su actitud, pero entonces tampoco logrará nada bueno, use el método que use.
Me parece que nadie ha dicho en ningún momento que apenas iniciados en el manejo natural y haciendo los primeros palotes con los controles de cuello y posteriores, acabaremos montando un potro que saldrá piafando o haciendo cambios de pie a un tiempo.
Los ejercicios básicos del manejo natural combinados con la actitud que respeta la reflexión del caballo resultan fundamentales y además operan con una eficiencia impresionante para obtener el objetivo del equilibrio.
Y por último no voy a ser yo quien modifique uin criterio tan establecido como el de la reunión, pero déjenme que les diga que no me parece una palabra "feliz" porque su uso invita a que uno tenga una conducta activa de reunir y juntar las partes, como si fuera nuestro deber, en cambio si hiciéramos más hincapié en la palabra equilibrio, quizás entenderíamos mejor la equitación y no se nos ocurriría pretender sostener al equilibrista con nuestros brazos mientras piafa por la cuerda floja con nuestros kilos sobre su lomo..
Saludos Alejandro

- Sobre el concepto de apoyo, contacto, equilibrio, conceptos, autores... ojo al dato.

Hola Alejandro:
Me alegra que alguien le haya entrado el tema de la "unión", "reunión", "recogimiento", etc.
No digo entre líneas "que en la Doma Clásica no se puede actuar sin cometer algún pecado en contra del manejo natural", lo afirmo categóricamente (espero no mostrarme muy dogmático sino suficientemente "convincente").
Tienen razón cuado afirman que: "en ningún manual de doma clásica se sugiere, recomienda o se estipula que haya que mantener un FÉRREO contacto con la boca del caballo a través de las riendas." Sin embargo, el problema no es la intensidad del "contacto", sino del contacto mismo por suave que sea.
No podemos colocarnos en contexto si no aceptamos que CUALQUIER contacto significa ALGO para el caballo, aunque se hacen enormes esfuerzos (por parte de los entrenadores y dueños de caballos) de INSENSIBILIZARLO para que deje de hacer caso de ese "mínimo contacto".
Esta idea de la "suavidad" "delicadeza", "tacto", "habilidad", "ligereza" de las manos, se emplea continuamente para justificar una tensión en la rienda que TODOS los autores de tratados de Equitación Clásica (y de otros tipos también)recomiendan.
Como en la mayoría de los casos ocasionan problemas de control, comodidad, postura y comportamiento del caballo, continuamente también, tratan de definir ese sutil acto que consideran hace la diferencia entre un caballo apropiadamente manejado y el del jinete que no pudo comprender o llevar a la práctica aforismos como: "contener un pajarito", "exprimir un limón", apretar y aflojar una esponja", etc.
Tal vez por eso: "Justamente se hacen ingentes esfuerzos por distinguir apoyo de contacto"
Según Pierre Chambry (La Equitación, Técnica. Entrenamiento. Competición),
El contacto es: "la tensión que el jinete da a las riendas";
y el apoyo es: "la tensión que el caballo da a las riendas".
Por desgracia, la mayoría de estos libros están plagados de contradicciones (dentro del mismo texto y también hacia otros autores). Es verdad que en algunos capítulos hablan de cero contacto, pero en otros recomiendan lo contrario.
Por ejemplo, este mismo autor, en el mismo libro, define la utilidad de las piernas y las manos: "La acción impulsiva de las dos piernas es capital para obligar al caballo a moverse hacia adelante, e igual importancia tiene la acción de las dos manos para disminuir la marcha del caballo o detenerlo".
Cuando define La Reunión, lo hace así: "Posición forzada sobre los cuatro miembros, con los pies de dos en dos a la misma altura y con los posteriores colocados bajo la masa para disminuir la extensión de la base de sustentación; el cuello está alto y la cabeza en posición de <sometido>." Más adelante se lleva entre las patas a la Federación Ecuestre Internacional cuando dice: "...la posición perfectamente correcta permite obtener de forma instantánea la máxima movilidad posible y el caballo se encuentra en la posición clásica de 'reunión', tal como se ha definido actualmente en la Federación Ecuestre Internacional."
Don José I Lepe (autor que admiro personalmente por grandes aciertos en el manejo), dice en su libro La Equitación Secundaria: "El jinete hace intervenir , simultáneamente sus piernas y sus manos; las piernas provocan la impulsión y las riendas la controlan y regulan. Estas acciones en cierto modo y hasta determinado punto y momento opuestas, las piernas impulsando y las riendas conteniendo, propician la reunión" y agrega más adelante: "La "reunión" debe ser más estricta durante los ejercicios, andaduras y aires de la equitación superior;".
Anthony Paalman, en su libro Entrenamiento del Caballo de Saltos, comparando la Doma Clásica con la doma para el salto dice: "La diferencia importante es que un caballo de salto necesita una completa libertad de cabeza y cuello para conservar el equilibrio sobre grandes obstáculos. Un caballo de salto debe de (sic) ser capaz de cambiar fácilmente desde un grado alto de reunión a un grado elástico de expansión para poder hacer frente a los obstáculos de fondo.": en tanto que considera que: " Hay tres diferentes clases de ayudas de riendas: primero la rienda suelta, en segundo lugar la rienda larga y la tercera la rienda recogida (colocado)."
El Manual de Equitación, de Mary Gordon-Watson dice: " Para reunir, el caballo ha de estar muy flexible, sin tensiones. Deberá aceptar un contacto suave con la mano del jinete, y responder a las ayudas hacia adelante y por derecho. Según vaya aumentando su energía debemos controlarlo entre <piernas y manos>." Cuando indica cómo lograr la extensión, explica: "Aumente la impulsión reforzando las ayudas, pero contenga la energía con manos elásticas."
Como vez, sí se indica el uso de las riendas para parar colocar y contener la cabeza del caballo, así como para producir un movimiento "retrógrado" (parar y recular).
También se pide llevar la cabeza del caballo en determinada posición (cara vertical, cuello arqueado y nuca en la parte superior del arco). En cuento al equilibrio, estoy totalmente de acuerdo contigo aunque no así en cuanto a la necesidad de sostener la ayuda de las pierna para mantener el impulso. El MNC postula, como una de las responsabilidades del caballo, adquiridas en la fundación de esa rara sociedad con el humano, el que no debe cambiar su movimiento ni su dirección si no se le indica. Significa pues que debes pedirle que cree impulso, hasta que alcance el paso o velocidad que tu decidas. Cuando lo hace, suspendes las señales y le permites actuar.
Como vez sí hay mucha diferencia entre las dos formas de hacer las cosas. Sigo pensando que tu visión sobre la necesidad y utilidad del equilibrio, en lugar de la reunión (que dicho sea de paso, por eso se llama así, como el freno, que tiene ese nombre porque precisamente, en el manejo tradicional es para parar al caballo), es un punto clave que deberíamos analizar mejor.
Con ese ánimo, quiero transcribirte una definición de equilibrio que data de más de 150 años: "La palabra equilibrio, necesita ser explicada de una manera categórica, jamas se ha estado de acuerdo sobre lo que constituye el verdadero equilibrio del caballo, el que sirve de base á su educación, el equilibrio en fin, por el cual el animal ejecuta inmediatamente como si adivinara la voluntad del ginete, tal paso ó movimiento, ó tal cambio de dirección. No se trata aquí del equilibrio que impide al caballo caerse, sino de ese equilibrio sobre el cual reposa su trabajo cuando es pronto, gracioso y regular, y debido al cual sus movimientos son, segun la voluntad del ginete, mesurados ó prolongados.
Salud! Chico.

- Sobre el ejercicio de recular.

Hola Rebeca:
La respuesta la has dado tú en el asunto de este mensaje. Necesitas hacer que el caballo se reúna, que coloque más adelante el tren posterior para que al acomodarse más abajo de la masa de su cuerpo alivie el peso de su tren frontal.
Esto lo logras con varios ejercicios, pero el mejor es caminar mucho tu caballo hacia atrás. No debe ser mucha distancia, sino con frecuencia hacer que de algunos pasos sin que tenga que caminar más de 10 metros.
Cada vez que lo hagas cejar (recular), lo dispondrá a colocarse correctamente, siempre y cuando lo haga bien, es decir, con muy poco empleo de la rienda.
Puedes consultar algunos mensajes que hay en el cibercurso para este ejercicio.
Otros ejercicios apropiados aunque no tan efectivos es el de espaldas adentro y el de paso de costado.
Lo importante es que le pidas que mantenga su posterior remetido.
Salud! Chico.

- Sobre echar el cuerpo hacia atrás para aliviar el tren delantero.

Hola Rebeca:
Claro que tiene que ver, si desplazas tu peso más atrás ayudas a que el centro de gravedad de los dos se recorra hacia el posterior, pero no puedes todo el tiempo estar echada hacia atrás, así que no lo encuentro como una buena solución.
Si lo expuesto en el mensaje anterior no ayuda mucho, puedes intentar que alguien que sepa cómo, le enseñe el paso y trote español. Esto también le ayuda a aligerar el tren delantero.
Salud! Chico.


IMPULSIÓN:

- Sobre la comprensión por parte del caballo de la impulsión.

El día 17 de enero Chico contestó a una pregunta de Alejandro sobre cómo conseguir la impulsión.

En el caso del impulso, que seguramente ya estás impaciente por abordar, debo decirte que varía enormemente entre caballos, razas y estados físicos.
Los caballos son perezosos por naturaleza. No los vemos retozar durante largos períodos. Tampoco les gusta mucho el aire que más nos mueve: el galope. De hecho, tampoco aquí coinciden las preferencias del caballo con las del humano, pues generalmente nos gusta que el caballo haga cosas que no les resultan muy naturales que digamos, como saltar, galopar, recular, dos pistas, piruetas, etc., mientras que el trote, paso preferido del caballo, no nos resulta muy deseable y cómodo.
Así que debemos convencerlo de que haga algo que no le gusta y tome impulso. Lo primero que debemos hacer, es que comprenda claramente lo que queremos: moverse hacia adelante. Para ello, hay que comenzar con enseñarle a moverse a una orden sonora mientras estamos en el piso. El ejercicio de Control de Movimiento es el apropiado para establecer ese reflejo que queremos condicionar a una palabra o un sonido, que bien puede ser el chasquido de la lengua.
Te sorprenderás cómo un caballo falto de impulso, hace su mejor esfuerzo cuando escucha nuestra señal. Tal vez en la Doma Clásica no podamos usarla debido a la prohibición (absurda, como lo es que no puedas acariciarlo), pero en cualquier otro momento sí podrás hacerlo.
Es más, me gusta enseñar a los caballos a que caminen cuando escuchan un chasquido, que trote cuando son dos y galope con tres. Y no es que los caballos sen matemáticos como Clever Hans, sino que distinguen perfectamente una señal de la otra.
Procedimiento:
1.- Realiza tus señales en orden de intensidad creciente, con la diferencia de que antes de la señal visual (No. 1), debes hacer primero el chasquido para el paso.
2.- Debes presionar un poco más que lo normal para que la respuesta sea instantánea y con buen impulso. Es posible que con algunos caballos debes llegar a la señal No. 5 (hacer contacto con el extremo del ronzal). En este caso, sin exagerar, debes ser firme para que te tome enserio.
3.- Al obtener la respuesta apropiada suspende todas las señales y después de dos o tres vueltas debes detenerlo y dejarlo descansar un par de minutos mientras lo acaricias.
Cuando obtengas el resultado esperado sólo con el chasquido, que no debe llevarte más de unos quince minutos (contando los de descanso), en lugar de detenerlo, después de una vuelta al paso repites las señales para obtener el trote y más tarde el galope, que no debe mantenerse más de dos o tres vueltas para que el caballo no adquiera aversión al galope al considerar que si galopa se le mantiene en ese paso durante diez minutos o mas.
Cuando el caballo pase de un aire al otro con la señal sonora, es momento de ir a descansar y regresar al siguiente día.
Al siguiente día repites los ejercicios pero muy concretamente, para después montar.
Ya montado, harás la secuencia de señales siguiente:
1.- Creas energía en tu cuerpo (creces sobre la silla) al mismo tiempo que levantas la rienda y chasqueas la lengua.
2.- Si el caballo no se pone en movimiento de inmediato y con diligencia, aprietas las piernas (sin talonear) y le das una nalgada (con la palma de la mano). Este segundo paso de señales debe ser con cierta firmeza para que el caballo le eche ganas (haga un buen esfuerzo).
3.- En cuanto la respuesta sea satisfactoria debes suspender todas las señales y lo dejas caminar unos metros antes de pararlo, dejarlo descansar y acariciarlo. En este caso, mientras camina debes acariciarlo y halagarlo con la voz.
Cuando el caballo haga sus salidas satisfactoriamente con la primera serie de señales, en lugar de detenerlo repites la secuencia para lograr el trote. Si es necesario debes repetir el paso 2, pero cada vez con más firmeza hasta obtener la respuesta esperada. Una vez consolidado este paso, puedes hacer lo mismo con el galope.
En esta etapa del aprendizaje no debes galopar mucho tiempo, mientras mejor respuesta tengas, menor debe ser el tiempo de galope.
Salud! Chico.

- Sobre el origen de la impulsión, caricias, señales.

Hola Blanca:
Creo que mejoraría un poco la definición que citas del reglamento, si modificara su concepto sobre el origen de la impulsión y mejor la ubicara en la mente del caballo en lugar de hacerlo en la cadera. El trasfondo es muy revelador, muestra la necesidad del MNC.
Creo que esa"chispa" debe ser precisamente ese deseo de impulsarse, pero eso por supuesto, implica trabajar con su mente. Yo me centraría en ese aspecto antes de otras posibilidades.
Respecto a lo demás, Creo que te refieres a algunos comentarios míos sobre acariciar al caballo y el empleo de la voz durante una rutina de Adiestramiento.
Reconozco mi ignorancia sobre el reglamento de DC, como el de muchas otras disciplinas, me baso en lo que alguien me comentó sobre la imposibilidad de acariciar al caballo antes de terminar la participación, pero si no es así, debo regresarle sus bonos a la DC en ese aspecto. No así al Reining, donde sí estoy seguro que está prohibido hacerlo. Solo debo aclarar que no se trata de la posibilidad de acariciar al caballo cuando se terminó la participación, sino durante ella ¿vale?.
En cuanto al uso de la voz, sí sostengo mi objeción y extrañeza. Mi objeción, que no vale nada, porque es posible dar señales sonoras sin que las escuche persona alguna, sólo el interesado, que es el caballo.
Pero mi extrañeza porque si la DC promueve que las señales sean tan suaves y sutiles que resulten imperceptibles --cosa que aplaudo--, ¿cómo rechaza la segunda menor intensidad de una señal que es la voz (la primera es una señal visual)?.
Como vez, solos van saliendo los amplios campos de aplicación del MNC en todas las actividades ecuestres. Parodiando un conocido refrán diré que ninguna de ellas es tan sabia que no lo necesite, ni tan rudimentaria que no lo use.
Salud! Chico.

- Sobre cómo mantener el impulso según el MNC.

Hola Silvia:
Prueba dando el estímulo con la cadera como lo estás haciendo y después deja de hacerlo.
El caballo también reducirá la extensión pero se tardará por lo menos uno o dos segundos en hacerlo.
Es muy importante que ese lapso exista para que se de cuenta de que es lo que quieres.
Tan pronto como ocurra su error (abandonar el paso extendido), debes repetir la señal de la cadera pero reprendiéndolo por el error. Ese reforzamiento negativo puede ser un brusco caderazo y el regaño verbal. Si es necesario un mayor impulso puedes recurrir a una nalgada o un golpeteo con las piernas, no con las espuelas.
Tu caballo alargará de nuevo (si trota es que se te pasó la mano de firmeza en el regaño. No debe hacerlo pues puede pensar que lo que quieres es esta otra marcha).
La idea es que se de cuenta que lo que sigue haciendo durante ese segundo o dos es lo correcto. En pocos minutos deberás ver que aquel segundo se convierte en tres o más, cosa que debes reforzar no haciendo nada mientras camina, sólo esperar al nuevo error para volver a estimularlo negativamente.
No pidas demasiado en un día, es decir, si de un segundo consigues llegar a cinco con unas 10 o 15 repeticiones, será suficiente para un día y varios sucesivos. Lo importante no es que ese período se alargue, sino que el caballo comprenda lo que quieres. Cuando eso ocurra, mantendrá el paso extendido todo el tiempo que le pidas.
Muchas veces ayuda colocar al caballo en una situación que favorezca el paso extendido, por ejemplo el regreso a la hípica después de una salida al campo, en lugar de tratar de que lo alargue mientras se alejan. Otro ejemplo muy claro es enseñar a parar a un caballo cuando está cansado y él mismo quiere detenerse, en lugar de dar la lección cuando acaba de ser ensillado y tiene ganas de hacer un poco de ejercicio.
Salud! Chico.

- Sobre cómo detener el impulso:

Hola Silvia:
Debes establecer una señal para indicarle que ya no quieres el paso en extensión y debe acortarlo. En realidad, como todas las señales de MNC, es una serie de señales entre las cuales yo realizo las siguientes:
1.- Señal sonora (yo empleo un tsss, tsss, tsss). Como tu trabajas continuamente estas marchas, te recomiendo emplear una palabra específica para pedirle este paso (y cualquier otro), como "corto", por ejemplo. Aunque no estoy seguro de que el reglamento te autorice a emplear la voz.
2.- Reducción de tensión de mi cuerpo
3.- Ligero balanceo de mi cuerpo hacia atrás
4.- Señal suave con la rienda Desde luego que su empleo también es bajo los principios del MNC, es decir, gradualmente y suspender en el momento en que el caballo toma el paso que deseas, sin importar si apenas has hecho la señal 1 o 2.
Salud! Chico.


GIROS:

- Sobre ejercicios para lograr incurvación, círculos.

En esta lección Chico nos enseñó el método de perfeccionar los giros montados.

Hola Leticia:
Me gustaría saber cuáles consejos te llevaron a sacar el caballo a la mano correcta.
Efectivamente, la mayoría de los caballos tienen menos hábil su lado derecho y no creo que se deba a su anterior actividad. La mejor forma de perfeccionar los círculos a la derecha, es pulir la flexión lateral de cuello y lograr una distensión completa de todo su cuerpo. Revisa los mensajes correspondientes antes de intentar hacer círculos.
La flexión debe ser muy eficiente a este lado. Después, caminando, traza un círculo amplio (10 0 12 metros de radio) y cuida que el caballo haga un arco con su cuerpo, siguiendo la línea del círculo. Cuida sobre todo que el caballo lleve la nariz orientada ligeramente hacia el lado de la vuelta, de tal manera que le alcances a ver el ojo. No lo lleves apoyado, debe hacer el círculo por su propia voluntad, corrigiendo con dos o tres tironcitos en la rienda directa sin doblar el codo, es decir, sin que el tirón sea hacia atrás, sino hacia el centro del círculo.
Cuando lo haga bien, puedes cerrar gradualmente el círculo hasta que tenga un radio de dos metros o menos. Después lo haces en círculo amplio pero al trote repitiendo la operación. Posteriormente podrás hacerlo al galope pero no cierres el círculo a menos de tres metros de radio.
Si aún así no hace el círculo perfecto, debes proceder con el plan B, que son ejercicios de alineamiento del cuerpo que explicaré más adelante.
Salud! Chico.

Ver dar cuerda con jáquima y ronzal

 


AYUDAS:

- Sobre la explicación de las ayudas para hacer círculos, cambios de dirección.

Hola Paco:
Creo que eres claro, trataré de serlo yo también, pero nos vamos, como tu y el destripador dicen, por partes:
1.- La señal para girar es diferente que pedirle la salida hacia determinada mano. Durante el giro emites el estímulo con pierna exterior, pero no atrasada, sino adelantada, lo más adelante que te lo permitan las aciones (generalmente llega al borde del cincho. La espuela roma es mejor y sin alcance, es decir, corta y con rodaja chica. De hecho, creo que no necesito decir que es mejor sin espuela (excepto caballos excesivamente faltos de impulso, que son muy pocos). Podemos estimular el brío para obtener mejor impulso. Pero ya estoy mezclando asuntos, Regreso al giro. La señal apropiada, es un conjunto de señales que además, son graduales y progresivas. Trataré de explicarlo.
a) pierna externa adelantada empujando
b) rienda de apoyo a media "tabla" del cuello empujando
c) pierna interna "abriendo la puerta"
d) rienda interna "abriendo la puerta" y controlando el grado de flexión del cuello y la posición del pico, que debe ser muy sutil (sólo suficiente para ver el ojo del caballo)
e) balance del cuerpo sobre la cadera izquierda
f) vista tendida a 45º hacia el interior del giro
Todo junto, coordinado, gradual y retributivo. Puff difícil ¿no? Es la maniobra más difícil del Reining (para el caballo y el jinete.
ver foto potro parado control de anteriores
- Sobre diferencias entre las ayudas en clásica y en MNC.

No me explico la forma que describes. La señal de pierna externa pero atrasada. Tu mismo me dices que el caballo desplaza el posterior hacia el exterior del giro, es decir, ¿contra la ayuda? Lo que debe hacer es mover es el tren delantero fijando el trasero en un punto.
En el caso de la Clásica, aquí mandan emplear acicate interno a la mitad del barril para que el caballo "se enrolle o lo cobije con el cuerpo" y la pierna exterior atrasada. La lógica de esta forma es la de "doblar" el cuerpo que se aleja de la ayuda a la mitad de su cuerpo, mientras la pierna exterior proporciona el impulso. El "doblez" del cuerpo lo realizan las riendas tomando al caballo por su parte delantera y la pierna externa aplicada en la parte trasera, mientras se sostiene como punto de apoyo el acicate interno. Es exactamente la misma acción que coger una rama y doblarla tomándola por los extremos y aplicando la rodilla en el centro. El ejemplo que se suele dar es el de la flexión de un arco.
¿Se nota el concepto de "objeto" del que es objeto el caballo? La forma que emplea el MNC es consecuente con la idea de que el caballo es un sujeto que se aleja de la presión para aliviarla y encontrar la retribución, que dicho sea de paso, debe encontrar en cuanto realiza el movimiento correcto y que debe ser proporcional al grado de acierto.
Ojalá me haya podido explicar.
- Sobre un problema que el caballo sale trotando cuando está en linea recta.

2.- Si yendo caminando y giras 180º, el caballo trota al salir, significa que tu señal fue muy fuerte y debes reducir la energía. Si a pesar de hacerlo el caballo vuelve a salir al trote, es que está muy tenso y debes relajarlo. Estamos tocando el punto clave de la necesidad de la distensión total del caballo en Reining. Este es el propósito fundamental del relajamiento extremo mediante el control de cabeza (lateral y verticalmente). Así que si la tensión es el problema, debes relajarlo con las flexiones laterales que comenzarán por aflojar la quijada y después doblará la nuca y bajará la cabeza. Ahora con el caballo muy relajado (línea superior del cuello horizontal o más abajo), te dará el giro de 180º sin salir trotando. Ahora, sí aún así lo hace, debes explicarle más claramente que no debe hacerlo pues seguramente el caballo piensa que eso es lo que quieres. Sobre todo si has estado practicando el rollback y se acostumbró a salir al galope. Así que para explicar eso, debes pedirle un nuevo giro inmediatamente que toma el trote. Puede ser un giro de 45º en lugar de 180º. El cambio continuo de dirección le enseña a esperar la señal en lugar de pensar que irá derecho y puede acelerar. No debes hacerlo sin ton ni son, pues terminarías por confundirlo. Debes pedir el giro si trota, pero lo dejarás caminar en línea recta calmadamente si no lo hace. Otro recurso muy útil que además sirve para que remeta el posterior bajo su masa es que cuando sale al trote lo detienes con la rienda y lo caminas dos pasos hacia atrás. Como es un reforzamiento negativo, sí puedes hacerlo con la rienda. Después de los reglamentarios 15 segundos lo pones nuevamente al paso y le pides otro giro. No pasarán más de cinco repeticiones en que lo camines hacia atrás si trota para que deje de hacerlo. En ese caso, no hay detención ni ceja, sólo caricias y voz agradable.
3.- Sí, a las ayudas que me refiero para salir del rollback son las que mencionas. Son las mismas de la foto cinco con la diferencia de que en este caso, la pierna exterior sí opera atrasada para impulsar al caballo hacia adelante pues no debe trotar después del giro, sino que debe tomar el galope prácticamente de "sobre parado". Además esa ayuda es la que le indica que debe salir a la mano contraria al lado donde se aplica la pierna, es decir a la mano del lado de adentro.
Fue mucho rollo, si algo no lo expliqué bien replantea la pregunta.
Mientras busco fotos para ilustrar mejor el caso y si es posible, subo un videoclip.
Salud! Chico.

- Sobre ayudas.

Juan Carlos en un mensaje propuso:
Es evidente que no tengo escuela como para dar una opinión académica, sólo puedo usar la lógica y mi pobre experiencia, pero quería intervenir por que si no hubieras sacado tú éste tema lo hubiera hecho yo mismo.
Una de las primeras cosas que les enseñamos a nuestros caballos es el ceder a la presión. Y como sabemos que nuestra comunicación con ellos ha de ser lo más simple y coherente posible, lo que les enseñamos es que SIEMPRE deben ceder a la presión. Les hemos enseñado a ceder a la pierna apoyada, y procuramos que nuestras señales sean siempre claras e inequívocas, para que ellos respondan de forma igualmente clara e inequívoca.
Si ésto es cierto, la pierna adelantada significa mover el tren anterior lejos de ella, y la pierna atrasada significa mover el tren posterior también lejos de ella. Hasta aquí, el asunto está tan claro que no creo que quepa discusión posible. Y si cabe esa discusión, tendrá que ser con los caballos, por que entonces es que lo que les queremos enseñar está tan confuso que no nos aclaramos ni nosotros mismos.
En mi caso no tengo problemas de éste género, pierna izquierda en la cincha es girar a la derecha, pierna izquierda atrasada es apartar la grupa a la derecha, y así vamos haciendo. Yo le doy más importancia a la ayuda de asiento o de peso, que es más intuitiva y a veces puede marcar, además de la dirección, el radio de giro deseado, por ejemplo. Y por último las manos, pero sólo si es imprescindible.
Pero lo que en realidad quería comentar es que a veces en la equitación tradicional me da la sensación que esperamos que el caballo "adivine" por arte de magia que en ocasiones todo ésto es así pero a veces es lo contrario, ahora te pongo la pierna aquí para que gires, pero ahora te la pongo en el mismo sitio para que "contengas", y ahora te la pongo en el mismo sitio pero es para que salgas al galope. Y lo que más me sorprende es que los caballos, en su afán desmedido por entender al humano, acaban entendiendo lo absurdo.
Yo también he visto a jinetes tocando con la pierna izquierda atrasada para que saquen la grupa !a la izquierda¡ y lo más fascinante es que los pobres caballos lo acaban haciendo.
Creo, en mi humilde opinión, que nunca nos esforzaremos bastante para que nuestras señales sean lo más nítidas posible, inconfundibles, por que sólo entonces podrán ser sutiles.
A veces apoyamos la pierna derecha más o menos en la cincha para girar a la izquierda, pero otras veces hacemos lo mismo para "marcarle el eje de la incurvación" girando !a la derecha¡ Pero claro, es que entonces les damos otras "ayudas" que significan girar hacia ese lado y no al otro , como por ejemplo la mano. Por qué no probamos a ponerles unos logaritmos, igual nos sorprenden. Pobres caballos, cuánto deben sufrir por entendernos...
Por cierto, alguien sabe por qué hostias hoy no quiere arrancar el motocultor de las narices? JC

- Sobre el concepto de doma clásica para acometer las esquinas.

Blanca nos aclaró lo siguiente:
Bueno Fco, nos sorprendes cada día, eres el alumno aventajado de MNC, captas las singularidades del rejoneo, te desenvuelves en la aplicación de las ayudas de la doma tradicional... solucionas nuestros problemas con el ordenador, diseñas páginas web...
Eres la prueba viviente de que la perfección "en hombre" se puede dar, jaja

Intentaré contestar a tu pregunta.
Hacer una esquina -en un cuadrilongo de doma- se enseña, en principio, tal y como tú nos lo describes:
"Puede que esté equivocado, eh?, pero en el paso de una esquina en una pista de doma, la pierna interior mantiene el impulso y dirección y una vez pasado el tercio anterior, llamamos al culo que se alineee con la pierna exterior un poco retrasada y haciendo una C con el talón, si o no? "

A medida que el caballo adquiere más técnica, el jinete es más sutil con sus ayudas, te explico:
Necesitamos, para que el caballo realice bien la esquina, que se incurve hacia el lado al que va y que a su vez meta el pie interior debajo de su masa (porque de otro modo, al tomar la curva, el caballo se volcaría hacia el interior y sacaría la grupa). Y, cómo se lo pedimos? Pues según el nivel de doma del caballo.

Caso A. Caballo de nivel básico. Pierna interior en la cincha, para ayudarle a incurvarse, pierna exterior a 5cm por detrás de la cincha para controlar la grupa. Rienda interior de apertura -ligeramente abierta- , rienda exterior de contención, para evitar que se desplace hacia fuera. (si retrasa mucho la pierna exterior puede interpretar el caballo que le pides galope)
Caso B. Caballo de nivel medio. Las piernas tal y como las llevas por el lado mayor, es decir, ambas en contacto con el caballo y por detrás de la cincha. Preparas la esquina con una media parada y si es necesario atrasas la pierna interior para ayudar a que meta el posterior debajo de la masa. Las riendas ni tocarlas, ni la pierna exterior hace nada, el caballo está ágil y no le cuesta trabajo alguno incurvarse.
Caso C. Caballo de nivel avanzado. En este caso, como mucho, una media parada antes de entrar en la esquina y nada más.

Pero lo más importante - que no he comentado en ninguno de los tres casos - es el peso del jinete. Una esquina es sólo una cuarta parte de un círculo imaginario (de 6 mtros a trote y de 8 mtros si la ejecutamos a galope / 6 mtros de diámetro en los aires reunidos y de trabajo y 10 mtros en los aires medios y largos, etc) y hay que realizarlo sin resistir la gravedad. Para ello el asiento del jinete debe posicionarse de forma que no restrinja el movimiento del caballo. Por eso el estribo interior aporta más apoyo que el estribo exterior y esto conduce a un desplazamiento lateral del glúteo exterior hacia el interior, el glúteo interior se siente como si tuviera menos silla debajo que el otro. A fin de cuentas no se monta ni con las riendas ni con las piernas sino con el control de nuestro peso (asiento), que se traduce en un juego de caderas inapreciable para el que nos observa.
Muchas veces, durante la ejecución de una reprise en los concurso de Doma Clásica, esperamos ansiosos llegar a una esquina del cuadrilongo pues ésta nos permite mejorar la condición del caballo (la puesta en mano, ritmo, equilibrio, incurvación... ) y prepararlo para el siguiente ejercicio.

Saludos, Blanca S.

- Sobre explicación del giro segun MNC.

Hola Paco:
Ya entiendo lo del giro. Solo se requiere aplicar la pierna del lado exterior pero adelantada. La pierna de adentro "señala" sutilmente el camino apartándose del tórax del caballo. Los brazos hacen lo mismo que las piernas de tal manera que la rienda de afuera se aplica suavemente sobre el cuello por el lado de afuera y la interna se separa del cuello. Si es necesario, le da posición a la nariz del caballo. Si se usa una sola mano, la rienda opera adecuadamente automáticamente pues al abrir ligeramente la mano de adentro, la rinda de afuera hace contacto y la interior se separa. El cuerpo va un poco hacia atrás y al lado de afuera, apoyando el peso a través de la parte externa de la cadera sobre la pata exterior también. Finalmente,la vista debe tenderse hacia el lugar al que se dirige el binomio. Todo esto, claro, en una vuelta muy "técnica" propia de una competencia.
Salud! Chico.

- Sobre las objeciones a las ayudas de la doma clásica según el MNC.

En cuanto a tu pregunta sobre las ayudas en las maniobras que describe Blanca, mi opinión general está de cuerdo con ella. Me gusta su explicación del papel del peso del jinete sobre su asiento y la claridad de sus conceptos sobre el diámetro de los giros según la marcha del caballo, pero difiero en dos temas principalmente:
1.- La necesidad de "mantener" el impulso y la dirección del caballo.
2.- Que la inflexión debe producirla el tren delantero, no el posterior y que en todo caso, evitar el desplazamiento de la grupa hacia el exterior no debe solucionarse con la aplicación de la pierna interna atrasada, con el objeto de que el caballo meta el posterior bajo la masa y lo desplace hacia el interior, es decir, contra la ayuda.
Claro que el caballo puede aprender a hacer eso y muchas cosas más, pero no es lo más lógico para él, aunque debemos tomar en cuenta que si aplicamos "dedos de fuego" (puede ser acicate también) en la parte baja y posterior del vientre del caballo, en la mayoría de las ocasiones se observa la reacción que creo es a la que se refiere Blanca: el caballo afloja y adelanta la pierna de ese lado, derriba la cadera (también de ese lado), se recarga contra la ayuda y como consecuencia su cuerpo se curva hacia la vuelta.
Independientemente de que considero que la inflexión debe producirla el tren delantero, el problema de aprovechar esta reacción, digamos "contraria", es que se dificulta la acción de retribuir el esfuerzo, pues el caballo "va" hacia la ayuda intensificando por sí mismo el estímulo en lugar de aliviarlo. Esto es particularmente importante, sobre todo, cuando dentro del sistema de adiestramiento se contempla como necesario o por lo menos normal, la sustentabilidad de una ayuda.
Es mucho mejor explicar al caballo que debe apartarse de un estímulo, en lugar de incitarlo a que recurra a un acto defensivo y fijarlo como una acción reactiva.
Salud! Chico.

- Sobre la explicación mas detallada a las ayudas de giro.

Hola Paco:
A ver, sin problemas hasta el No. 4. Ahora, si abres la puerta con la pierna derecha, tu peso se coloca automáticamente en todo tu lado izquierdo, es decir, nalga y estribo izquierdo. Eso responde 5 y 6; ahora 7, el cuerpo hacia atrás para poder colocar la pierna izquierda adelantada. No se puede o es muy difícil reclinar el cuerpo hacia atrás y también las piernas, así que también es lógico que mientras las piernas se van hacia adelante, el cuerpo hacia atrás. Al abrir la pierna derecha y juntar la izquierda, tu cuerpo se inclina HACIA AFUERA de la vuelta (en mayúsculas para que no dudes, pues normalmente se hace lo contrario), de tal manera que empujemos al caballo a la vuelta en lugar de arrastrarlo hacia ella. La razón es cuestión de biomecánica: el caballo debe iniciar el movimiento con su mano derecha, que mantendrá adelantada para guiar con ella, mientras su pata derecha secunda esa acción. el hombro y grupa derecha tendrán una imperceptible mayor elevación que los externos, así que es absurdo cargar el peso del jinete sobre su hombro derecho.
Así que el peso debe desplazarse hacia la pata izquierda. Pasa lo mismo con la marcha humana y de cualquier otro animal, pues es una cuestión de física, no de equitación. No podemos iniciar un movimiento con la pierna sobre la que se encuentra depositado nuestro peso, eso lo saben muy bien los soldados cuando se les indica el paso anterior al inicio de la marcha (en México se ordena: "paso redoblado" y el soldado flexiona la rodilla con la que iniciará el movimiento -derecha-, carga el peso en la contraria -izquierda-).
8.- Nuestro tronco, hombros y cara orientados a 14º hacia la vuelta, o sea hacia la derecha. Es indispensable que el hombro derecho (interno) se encuentre en un nivel ligeramente superior al izquierdo y la vista se dirija casi al horizonte, no a ver las orejas del caballo, que no se le caerán.
Cuando se "dan lados" (spins, piruetas, giros apoyados en la pata, etc.) la posición es la misma.
En términos generales, en el MNC se debe considerar que las posiciones del cuerpo se deben exagerar al principio. Eso ayuda al caballo a identificarlas y al jinete a automatizarlas. Posteriormente, las inclinaciones del cuerpo y las aplicaciones de las ayudas naturales, se irán haciendo cada vez más imperceptibles. Cuando los movimientos circulares son rápidos (en Charrería y Reining llegan a ser vertiginosos), la posición del cuerpo es muy coincidente con el centro de gravedad, de otra forma, saldrías disparado como una piedra tirada por David con su honda.
Salud! Chico.

- Sobre las ayudas como la comunicación 'natural'.

Hola Silvi:
Menudo lío. no lo solucionarás fácil, 14 caballos y un montón de jinetes es demasiado para cualquier persona.
Pero de los males el menor, la ventaja del MNC es que las señales que se emplean son más claras y lógicas para el caballo que las que se realizan tradicionalmente, así que las aprenderán más fácilmente y además les agradará que te comuniques con ellos mediante esas señales.
Es como si a mí me hablaran en inglés y otra persona en ruso y otra más en portugués. Tal vez les entienda con esfuerzo, pero si otra persona me habla en castellano le entenderé de inmediato, sin esfuerzo y además me dará gusto que se dirijan a mí en ese idioma en lugar de los otros. Eso no significa que olvide lo que se en los otros idiomas, simplemente me sentiré más cómodo de hablar en mi lengua natal.
Así que creo que debes comunicarte con todos tus caballos en la forma que les es más natural. Eso ya es una ventaja por lo menos cuando los montes tú. Desde luego que habrá una transición que debes respetar con paciencia, aunque no tomará mucho, pues estarás transitando de lo difícil y complejo hacia lo fácil y simple.
El otro aspecto es que las demás personas seguirán usando el otro lenguaje, pero como los caballos ya lo conocen, no interfiere con el que tú empleas. Ellos preferirían que todos se comunicaran en el mismo idioma con ellos, pero mientras no se los enseñes a tus alumnos, se conformarán con comunicarse contigo eficientemente.
Por otra parte, no te preocupes por enredarte, ellos sí que tienen motivos para estar enredados.
Salud! Chico.

PASOS LATERALES:

Hola Virginia:
Si ya tienes dominado el control de tren delantero, trasero y la posición de cabeza tanto vertical como lateral, no necesitas más para lograr desplazamientos laterales a dos tres y cuatro pistas, sólo comienza con la colocación de la cabeza de acuerdo a la posición deseada. La posición de cabeza es muy importante si quieres definir también la de los hombros, así que pídele al caballo esa posición con la rienda y emplea las piernas para solicitarle el desplazamiento.
Finalmente, inicia el desplazamiento lateral y defínelo controlando alternativamente el tren posterior o el delantero de acuerdo a tus deseos.
Está de sobra decir que:
1.- el caballo debe realmente conocer los controles de tren delantero y posterior y ejecutarlos aisladamente con mucha facilidad.
2.- el caballo debe estar totalmente relajado y flexible.
3.- debes olvidarte totalmente de la forma tradicional de las ayudas y los procedimientos empleados en las montas de tipo inglés y las que están influenciadas por ella, como la Doma Clásica y la Vaquera, limítate a ejecutar los controles de tren delantero y posterior y la colocación de cabeza/hombros como tú quieras.
4.- cualquier resistencia o falta de coordinación del caballo en el desplazamiento lateral, sólo se puede deber a que no está preparado previamente de manera adecuada en los movimientos laterales aislados de posterior y delantero.
Salud! Chico.